A lo largo de esta pequeña serie de artículos sobre ¿Cómo ser buenos ciudadanos digitales? hemos explorado:

Parte 1: El impacto que tienen las redes en la vida de nuestros hijos y de la edad ideal para permitirles entrar a este mundo.

Parte 2: ¿Qué es la ciudadanía digital? y sus implicaciones.

En esta última entrega abordaremos las habilidades que nuestros hijos necesitan como ciudadanos digitales…
Entonces, además de los valores básicos, ¿qué habilidades deberíamos enseñar a nuestros hijos como parte de su curriculum de ciudadanía digital? En la investigación que hemos realizado sobre este tema, hemos identificado ocho habilidades específicas.
Identidad ciudadana digital: es la capacidad de crear, administrar y mantener nuestra identidad y reputación saludables en línea y fuera de línea, con integridad. Es el manejo del impacto a corto y largo plazo de tu presencia en línea. Así es como creamos y gestionamos nuestra identidad tanto online como offline. Requiere saber cómo mantenerla con integridad y ser conscientes de los efectos a corto y largo plazo de nuestras acciones en el mundo digital.

Preguntas y consejos guía:

  • ¿Esa foto mía y esos comentarios que subí, me voy a arrepentir dentro de 5 años?
  • Pienso, luego comparto.
Uso digital, administración del tiempo de pantalla: es la capacidad de administrar el tiempo de pantalla de uno, el multitasking y la participación en juegos en línea y/o en redes sociales con autocontrol. Saber cuándo ha sido suficiente y poder parar a voluntad para lograr un equilibrio saludable entre la vida en línea y fuera de línea. El uso digital es uno de los aspectos más comentados y debatidos de la ciudadanía digital. El elemento más importante es la capacidad de lograr un equilibrio saludable entre el tiempo frente a la pantalla y la vida cotidiana. Además, es fundamental aprender cuándo es el momento para realizar múltiples tareas y cuándo no, evitando comportamientos riesgosos, como por ejemplo, la participación en los medios digitales mientras se conduce, o bien en la mesa, durante la comida. Es también saber cuidar de los ritmos de sueño y vigilia, y no perder el sueño por las pantallas, lo cual genera un desajuste de toda mi biología difícil de restablecer.

Preguntas y consejos guía:

  • Tengo un equilibrio saludable entre mi tiempo con pantallas y fuera de ellas.
  • Atiendo con esmero a mi familia, mi trabajo escolar, mis tareas en casa, a mis amigos y mi propia salud.
Seguridad digital, manejo del ciberacoso: es la capacidad para detectar situaciones de ciberacoso y manejarlas con sabiduría. Se le puede llamar la capacidad de gestionar los riesgos en línea (por ejemplo, el acoso cibernético, el grooming (2), la radicalización), así como el contenido problemático (por ejemplo, la violencia y la obscenidad) para evitar y limitar estos riesgos. Desafortunadamente, algunas personas dentro de la comunidad digital hacen un mal uso de sus funciones para realizar actos ilícitos como éstos. Además, también hay disponible una gran cantidad de contenido inadecuado que muestra violencia, obscenidades, pornografía, etc. Así, una parte clave de la ciudadanía digital responsable es saber cómo evitar y combatir estos riesgos de seguridad.

Preguntas y consejos guía:

  • No hablo ni establezco amistad con extraños.
  • No respondo a comentarios violentos, críticos, denigrantes, radicales de temas políticos, religiosos, culturales, etc.
  • No practico cyberbullying, y si fuera yo la víctima, lo reporto de inmediato con un adulto.
  • No tengo amigos o relaciones que lo practican (recuerda que si estás cerca, vas a salir en la foto).
  • No tolero la violencia, la obscenidad, ni el Cyberbullying.
Seguridad digital, manejo de la ciberseguridad: es la capacidad de proteger los propios datos mediante la creación de contraseñas seguras; también implica la habilidad para manejar ciberataques. La capacidad de detectar amenazas cibernéticas (por ejemplo, piratería, estafas, malware), comprender las mejores prácticas y utilizar herramientas de seguridad adecuadas para la protección de datos. El mundo digital también conlleva desafíos para nuestra seguridad de los que debemos protegernos. Por lo tanto, esto exige nuestra capacidad para prepararnos para posibles amenazas a la seguridad mediante el uso de herramientas y prácticas adecuadas; una de ellas es la creación y resguardo de contraseñas seguras.

Preguntas y consejos guía:

  • Mis claves son fuertes?
  • Las tengo en un lugar seguro?
  • Cuido mis claves y mis datos personales con gran reserva
  • Me mantengo lejos de sitios sospechosos que puedan dañar mi equipo o mis datos
Derechos digitales, manejo de la privacidad: es la capacidad de manejar con discreción toda la información personal compartida en línea para proteger la privacidad de uno mismo y de los demás. Así como no hablarías con extraños en la calle, evita interactuar con extraños en línea. Esta es la capacidad de comprender y defender los derechos personales y legales, incluidos los derechos a la privacidad, la propiedad intelectual, la libertad de expresión y la protección contra la incitación al odio. Esta es tu capacidad para comprender y defender las condiciones necesarias para respaldar tu bienestar digital general. En particular, implica saber cómo proteger tu privacidad y la de los demás cuando compartes información. Además, incluye desarrollar la capacidad de expresar tus propias opiniones y aprender a manejar los comentarios hirientes dirigidos a ti.

Preguntas y consejos guía:

  • Comparto las fuentes de donde obtengo mi información.
  • Cuido de no revelar datos personales míos ni de mi familia.
  • Defiendo la libertad de expresión, pero digo “no” a la radicalización que enferma.
  • No me enfrasco en discusiones infructuosas con gente que ni conozco.
Ser letrado digital , o sea, tener pensamiento crítico: es la capacidad de distinguir entre la información verdadera y falsa, el contenido bueno y el nocivo, los contactos dignos de confianza y los contactos cuestionables en línea. Ser un letrado digital es la capacidad de buscar, evaluar, usar, compartir y crear contenido dentro del mundo digital, así como tener competencia en el pensamiento computacional. Esto implica particularmente el pensamiento crítico y la capacidad de distinguir las noticias falsas de la realidad. Además incluye el saber elegir contenido de calidad, contar con contactos confiables y tomar decisiones inteligentes en línea.

Preguntas y consejos guía:

  • ¿Cómo sé que esta noticia no es falsa?
  • ¿Este contenido es valioso y de alta calidad?
  • ¿Sé formular las búsquedas adecuadas para encontrar la información que necesito?
  • No desperdicio mi valioso tiempo en contenidos basura.
Comunicación digital; tu huella (rastro) digital: es la capacidad de comprender la naturaleza de las huellas o rastros digitales y sus consecuencias en la vida real, y de gestionarlas de manera responsable. También implica la capacidad de comunicarse y colaborar con otros utilizando tecnologías y medios digitales. Así es como interactuamos y trabajamos junto con otros usuarios a través de tecnologías y medios digitales. Implica conocer y gestionar los impactos en la vida real que generan nuestras comunicaciones, así como la huella digital que dejan atrás.

Preguntas y consejos guía:

  • ¿Cómo van a regresar a mi en el futuro las olas que estoy creando hoy al interactuar?
  • Si alguien revisara mi historial en el futuro, encontrarán siempre que todas mis transacciones las he hecho con empresas y personas serias.
  • Sé manejar cámaras y micrófonos con discreción.
Empatía digital, inteligencia emocional digital: es la capacidad de mostrar empatía hacia las necesidades y sentimientos propios y ajenos en línea. Se trata de la capacidad de ser empático y saber construir buenas relaciones con otros en línea. Una parte clave de la ciudadanía digital es nuestra capacidad para sentir empatía por las necesidades y sentimientos de los demás dentro de la comunidad digital. A menudo es demasiado fácil olvidar a las personas reales que existen detrás de los perfiles virtuales y desconectarse emocionalmente de ellos. Por lo tanto, la capacidad de establecer relaciones saludables con otros en línea es una habilidad importante.

Preguntas y consejos guía:

  • Pienso: ¿A quién afectó yo con este comentario?
  • Mis comentarios en redes son significativos y respetuosos.
  • Tienes una foto en la que tú sales bien, pero tu amiga o tu amigo no tanto; prefieres no postearla hasta consultarle.
Recordando: la práctica de una buena ciudadanía digital no se basa en tus conocimientos de la tecnología, sino en valores humanos como el respeto, la empatía, la prudencia y el autocontrol. Estos valores facilitan el uso responsable y sabio de la tecnología, un atributo que marcará a los líderes del mañana.
Como padres y como educadores, tenemos que cultivar en nuestros hijos las habilidades y la confianza necesaria para que puedan ser excelentes tanto en línea como fuera de línea, en un mundo donde los medios digitales estarán en todas partes. Aún así, las cualidades y los valores verdaderamente humanos serán lo que nos mantendrá por encima de la inteligencia artificial.
Dicho de otra manera: cultivemos la inteligencia digital pero fundamentada sobre fuertes y claros valores y cualidades humanas, para que nuestros hijos dominen la tecnología, en vez de que sean dominados por ella.