¡Muchas Felicidades!

¡Saludos especiales, por supuesto, de parte de la Abuelita Cantarina!

¡Qué enorme dicha ver a los hijos de tus hijos crecer!

Ustedes, Abuelos, son un tesoro de amor y felicidad para sus nietos
¡Gracias por su sabiduría y amor incondicional, por la risa y por la complicidad!

Y para tí que tienes la bendición de tener abuelos, celébralos con una opción sana y novedosa para su desayuno y más allá.

Nuestros alimentos son nuestra medicina.
En el reino vegetal encuentras todo lo necesario para cualquier necesidad.

Todavía no soy abuela, pero sí que cuido mucho mi salud y mi alimentación.
Y pensando en las necesidades que tenemos con la edad, me encanta recomendar grasas saludables en todas sus formas. ¿Sabías que nuestro cerebro y sistema nervioso son primordialmente grasa (saludable)? Igualmente, nuestras hormonas y neurotransmisores tienen como fundamento las grasas saludables.

Pero, OJO… así como hay grasas saludables, también las hay dañinas, y me refiero a las famosas grasas trans. Éstas son grasas que han sido modificadas químicamente (hidrogenadas) para aumentar su vida de anaquel, entre otras razones. No importa; evitalas a toda costa, pues causan tremendos problemas cardiovasculares, comprobadisimo.

Las principales que mencionaremos son las grasas industriales, tales como la margarina, la manteca vegetal (sí, esa que te parecía tan saludable, la de los tamales veganos), los sustitutos de crema, y en general, en todos los productos industriales que en su etiqueta diga algo así como “grasa parcialmente hidrogenada”, o sea, casi todos.

En cambio, las grasas naturales no solo son deliciosas, sino que apoyan a nuestra salud, sobre todo nuestros sistemas nervioso y endócrino: nuestra memoria, nuestro sueño, nuestra piel, reducen la inflamación crónica, en fin.

¿Dónde las encontramos?

En el aceite de oliva, el aguacate, las aceitunas (claro), el coco en todas sus formas, las nueces, las semillas de todo tipo… y el chocolate amargo.

Hoy te traigo una receta super saludable, que reúne una buena cantidad de estos elementos:

  • Coco en dos formas, rayado y líquido, que además aporta fibra.
  • Chía, que en maya significa FUERZA, con sus increíbles omega-3’s.
  • Linaza o lino, también con su altísimo porcentaje de omega-3’s, antioxidantes y vitamina B1. Excelente para prevención de cáncer de mama, proteger el cerebro, reducir la inflamación.
  • Pepita de calabaza, rica en minerales como magnesio, potasio y hierro.
  • Nueces, ¿te has fijado en la forma de las nueces de Castilla? ¡Hasta parecen un cerebro en miniatura! Son excelentes.
  • Arándanos y moras, ricos en antioxidantes.

Celebra a tus abuelos hoy; cuídalos y atiéndelos siempre…

Cereal sin granos

— original de Andrea Nakayama

Porciones: 1

Este es un delicioso sustituto de la granola para quien quiere dejar de consumir gluten, o bien, para agregarlo tal cual a tu cereal favorito.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de coco rallado o en hojuelas, sin azúcar
  • 1 cucharada de pepitas de calabaza, crudas (no tostadas)
  • 1 cucharada de semillas de linaza
  • 2 cucharaditas de semillas de chía
  • 1 cucharada de nueces de Castilla
Extras y opcionales

  • 2 cucharadas de coco rallado o en hojuelas, sin azúcar
  • 1 cucharada de pepitas de calabaza, crudas (no tostadas)
  • 1 cucharada de semillas de linaza
  • 2 cucharaditas de semillas de chía
  • 1 cucharada de nueces de Castilla
Cómo hacerlo:

Muele los primeros 5 ingredientes en un molinillo de café o Nutribullet.
Vierte en un tazón y cubre con media taza de agua caliente, para que reposen y se hidraten. Agrega al gusto leche de coco, miel, canela en polvo, arándanos,las moras u otra fruta de tu elección.

TIPS:

  • Puedes hacer un lote más grande de los primeros 6 ingredientes y tenerlo listo para el desayuno.
  • También puedes elegir no moler las nueces, para agregarlas al final, en trozos.
  • Mi marido inventó un batido combinando esta mezcla con un plátano, extra coco rallado y agua, todo en la licuadora: una bomba de sabor y energía!
Nuestras estrellas super foods:
Linaza, coco, pepitas, nueces, chía.
Una vez molidas, se pueden guardar en el refrigerador.
¡Disfruta con fruta, canela y leche de coco!