¡Felicidades a todos nuestros niños!

Gracias por traernos frescura y amor a nuestras vidas; con ustedes crece nuestra esperanza por un mundo mejor, y al mismo tiempo, la promesa de compartir alegría y diversión.

Acá les sugerimos dos opciones de postres o tentempiés saludables, fáciles y deliciosos para toda la familia.

¡Disfruten haciéndolos juntos!

Nieve de sandía

Para cualquier momento del día!

Nada como un refrescante sorbete (nieve) de fruta fresca, y lo mejor, hecho en casa.

El truco es tener la fruta ya lista: media sandía (4-5 tazas) se corta en cubos y se le quitan las semillas. Se congela en una bolsa de Ziploc y se guarda hasta nuevo aviso! Ideal para que no se eche a perder la sandía que compraste desde el lunes…

Usando un procesador de alimentos, o bien, una licuadora de alta potencia (como BlendTec o Thermomix) mezcla:

  • 4-5 tazas de cubos de sandía sin semillas
  • Jugo de un limón
  • ⅓ de taza de miel (al gusto)
  • Un poquito de jengibre rallado (opcional)

Al mezclar todo en el procesador de alimentos, sólo usa la función de PULSO, y poco a poco ve integrando todo lo que se adhiera a las paredes. Estará listo en unos cuantos minutos!

Mousse vegano de chocolate

Un postre para festejar, que además de delicioso está lleno de nutrición.

Si mantienes en secreto el ingrediente principal, tus hijos no van a adivinar que su base es el aguacate, que le da tersura y cremosidad… además de la justa cantidad de grasa saludable para tener energía y un metabolismo activo. Y si quieres revelar tu secreto, deja que te ayuden a prepararlo; les encantará a todos!

Ingredientes

  • 2 aguacates maduros, bien machacados
  • 1/2 taza de polvo de cacao sin azúcar
  • 1-2 cucharadas de aceite de coco (opcional pero recomendable)
  • Leche de almendra (o agua)
  • Miel al gusto
  • 1 cucharada de vainilla
  • Pizca de sal marina
  • Opcional: coco rallado o rebanadas de fresa o frambuesas para decorar.

Procedimiento
Mezclar todos los ingredientes poco a poco en un Nutribullet o licuadora de alta potencia. Agregar el endulzante al gusto. A veces requiere algo de líquido (poco), que puede ser leche de almendras o agua. Servir en porciones individuales. Se puede refrigerar para una textura más firme.