¿Sabías que puedes revitalizarte con un instrumento tan sencillo y común como un cepillo para la piel?

Bueno, pues éste es el secreto para “reinventar” tu piel y tu cuerpo: cepíllate en seco todos los días, usando un cepillo de cerdas naturales.

El cepillarte en seco te ayudará no solo a revitalizar y limpiar tu piel de células muertas, sino también ayudará a la limpieza de tu sistema linfático y detoxificación.

Cómo cepillarte en seco

Prueba a cepillarte diario, antes de la regadera. Hazlo suave, con movimientos largos. Siempre cepilla en dirección al corazón: empieza por las plantas de los pies, luego las piernas, de abajo hacia arriba y los brazos desde las manos hasta los hombros.

Termina cepillando el torso con movimientos ascendentes. Puedes cepillar cada área varias veces.

Algunos beneficios:

  • Las células muertas son eliminadas, y se apoya la renovación de la piel, perfeccionando su textura.
  • Se intensifica la circulación, con lo que ayudas a tu cuerpo a eliminar desechos.
  • Como un masaje, el cepillado en seco actúa como un drenaje linfático.