Un snack divertido y saludable para los niños.

¡Qué mejor que hacer cosas junto con los niños!

Hoy te traigo una idea que me encantó: hacer rodajas de manzana deshidratadas.

La verdad es que acabo de desempacar mi deshidratadora, y fui tan feliz que me puse a deshidratar lo primero que vi! Pero en realidad, aunque no tengas una deshidratadora, es super fácil hacer chips y deshidratados de casi todo tipo de frutas y verduras. Con un horno normal, a la temperatura más baja, puedes lograr resultados muy parecidos (con un poco más de cuidado y atención).
Es una excelente manera de darles verduras a tus hijos, y también de tener un snack saludable, rico y bonito. Ni se diga que esta es una gran idea para hacer regalos de Navidad o de cumpleaños, o para llevar a reuniones…
Puedes usar estos chips solos o con algún dip, o mezclarlos con granola, en hot cakes, en ensaladas, y claro, para el lunch de los niños. ¡Quedan d e l i c i o s o s!
Y más que nada, tienes la confianza de que no tienen ningún químico conservador añadido (sulfitos), y no te cuestan como si fueran objeto boutique (haz visto los chips de kale orgánicos?). También es una manera de conservar por más tiempo la fruta y la verdura, si los guardas en un recipiente hermético en el refrigerador.
Ideas de deshidratados super sencillos:

  • Manzana
  • Pera
  • Plátano Kiwi

  • Mango
  • Champiñones
  • Calabacitas
  • Kale
  • Jitomates
  • Tés de hierbas

Aquí hay una liga muy interesante sobre ideas para deshidratar: viaorganica.org

 

MANZANA DESHIDRATADA

Y ahora te comparto la traducción que hice de parte de un artículo muy bueno que encontré en Real Simple sobre las manzanas deshidratadas. Está muy fácil y práctico:

“Las manzanas, el alimento saludable por excelencia, están repletas de fibra, vitaminas B, potasio, hierro y una gran cantidad de antioxidantes. Se conservan durante un tiempo en condiciones frescas y oscuras, pero deshidratar las manzanas te ayuda a mantener esos sabores durante más tiempo.

Si se deshidratan correctamente, las manzanas pueden durar unos seis meses en recipientes herméticos, y pueden congelarse hasta un año entero. Lo mejor de todo es que se pueden rehidratar fácilmente para utilizarlas como si fueran frescas. Sólo hay que remojar las rodajas de manzana deshidratadas en zumo de manzana caliente o incluso sólo en agua, como si se tratara de un té, y ya están listas para comer.

Tan fácil como reconstituir las manzanas es secarlas en primer lugar. Incluso si no tienes un deshidratador formal, puedes hacer chips de manzana deshidratados en el horno o en la freidora de aire. El tiempo que se tarda en deshidratar las manzanas varía según el método y el grosor de las rodajas, pero el proceso puede ser tan rápido como 20 minutos o tan pausado como 12 horas.

Las mejores manzanas para deshidratar no necesitan mucho adorno. Si quieres trozos de manzana deshidratada crujientes para picar, elige tipos de manzanas ácidas como la Granny Smith, la Macintosh, la Cortland o la Jonagold. Tienen menos azúcar y, por tanto, un sabor más intenso y mantienen bien su forma. Si prefieres utilizarlas como cobertura para el yogur, avena, hot cakes, como parte de una mezcla de granola o de otras delicias para el desayuno, las especies más dulces son la mejor recomendación. Éstas se encogerán un poco, pero su mayor contenido de azúcar concentrará su sabor. Busca las manzanas Gala, Golden y Red Delicious, Honey Crisp, Pink Lady y Envy si este es el caso.

En cuanto a la receta de rodajas de manzana deshidratadas, no hay nada más sencillo de hacer. Puedes optar por añadir azúcar, canela, nuez moscada antes de deshidratar tus rodajas de manzana, o dejar que el tipo de variedad que elijas dicte el sabor. Yo en lo personal, no les agregué nada y el resultado fue estupendo con manzanas Gala.” [1]

 

Procedimiento

1. Lava muy bien tus manzanas; te recomiendo cepillarlas con un cepillo de frutas y dejarlas en una solución de una cdita de bicarbonato de sodio por dos tazas de agua, por al menos 10 minutos, aunque sean orgánicas.
2. Prepara de antemano una solución con limón: al menos ¼ de taza de jugo de limón en dos tazas de agua, para que al cortar las manzanas pases las rebanadas al agua y no se oxiden. Además les queda un rico sabor a limón después. Déjalas al menos por 10 a 15 minutos
3. Te recomiendo no pelarlas ni tampoco quitarles el centro. La cáscara les da color y al dejar el corazón verás la figura que se forma en el centro. Siendo la manzana parte del grupo de plantas con flores de múltiplos de 5, presenta al corte una hermosa estrella de cinco puntas en el centro. Sí es importante retirar las semillas, pues son ligeramente tóxicas; lo lograrás con solo sacudir un poco la manzana.
A veces, la figura puede parecer un niño corriendo!
¿Qué otras figuras puedes encontrar?
4. Después de 15 minutos, las acomodamos en la charola del deshidratador o las metemos al horno muy bajito. Si es en el deshidratador, se recomienda dejarlas 1 hora a 145ºF para que se sequen, y luego de 10 a 12 horas a 135ºF.

En el horno convencional es conveniente acomodarlas sobre un rack para enfriar pan, para que el calor circule por todos lados. Si no lo tienes, se recomienda que pongas un papel encerado para que no se peguen a la charola las rodajas. Utiliza la temperatura más baja posible por unas 2 o 3 horas, revisando constantemente.

5. Después de 12 horas, tenemos nuestras manzanas ya deshidratadas:
Listo! ¡A disfrutar de una delicia saludable!

Espero que este blog te inspire para hacer nuevas ideas con frutas y verduras.
No dejes de compartirnos tus aventuras y descubrimientos cocinando con tus hijos!

 

[1]  How to Dehydrate Apples in an Oven, Air Fryer, or Dehydrator. (2021, 17 febrero). Real Simple. https://www.realsimple.com/food-recipes/recipe-collections-favorites/how-to-dehydrate-apples